Las croquetas deberían considerarse patrimonio de la humanidad

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Las croquetas gustan a todo el mundo y no es para menos, ¡están riquísimas! En Restaurante Malabar no podemos imaginar nuestra carta sin ellas. Ni nosotros, ni seguramente la Familia Malabar.

Desde que comenzamos en mayo de 2018, las croquetas han sido fijas en la carta. Las de rabo de toro siempre han sido uno de los platos más vendidos en Malabar. Sin embargo, hace poco, modificamos la carta. Quisimos renovarla y darle un nuevo aire. Añadimos otras croquetas clásicas como las de jamón ibérico, y apostamos por otras más innovadoras como las de compango. Sea como sea, las croquetas siguen siendo uno de vuestros favoritos.

La historia de las croquetas

Pero… ¿sabes cuál es su origen? La croqueta moderna es de origen francés, pero la idea de rebozar sobras, se remonta a la Antigua Roma.

La palabra «croqueta” viene del verbo francés croquer (crujir) y de su variante femenina en diminutivo croquette, que se puede traducir como “crujientita”.

Antiguamente se hacían sin bechamel, hasta que a mediados del siglo XVII se inventó este ingrediente. Se hizo referencia a las croquetas con bechamel en el libro Le Cuisinier François (1651). Por aquel entonces, la bechamel era una salsa de nobles y burgueses y las croquetas que incluían esta salsa eran habituales en la mesa de Luis XIV.

Sin embargo, las croquetas adquieren su máximo explendor a principios del siglo XIX junto a Antonin Cáreme, uno de los chefs más prestigiosos del momento. Caréme sirvió en una cena para el archiduque de Rusia unas croquettes a la royale, que es la receta que más se asemeja a la actual.

En España, probablemente entraron en la Guerra de la Independencia Española, que fue cuando se adoptaron muchas costumbres francesas. Rápidamente se extendieron por toda la Península Ibérica e incluso saltaron el charco hasta Cuba o Puerto Rico.

La primera croqueta que se hizo en España fue de arroz con leche, muy lejos de las que se hacen ahora. Esta primera receta se incluyó en un libro de cocina en 1830.

A lo largo de todo el Siglo XIX y XX, aparecieron recetas de croquetas en los libros de cocina de los diferentes momentos temporales y lugares del mundo. Las croquetas se consagraron en España y no es de extrañar que en la actualidad sean tan populares.

Hoy en día, cada país hace las croquetas de diferentes formas: redonda, palito, croquetones… y los ingredientes también son muy dispersos. Lo que está claro es que su popularidad ha conquistado todos los rincones del mundo.

El 16 de enero, el Día Internacional de la Croqueta

Una comida que gusta a todo el mundo debe tener un día internacional, que es el 16 de enero. La agencia de comunicación Ideas Bien Contadas creó este día como campaña para un restaurante madrileño.

Y es que no podía ser de otra manera. Las croquetas, la ración estrella en España y en el mundo entero, tenían que tener un Día Internacional.

Por lo que el próximo domingo 16 de enero es de obligado mandamiento tomar unas croquetas en el Restaurante Malabar. ¿De jamón, de pulpo a la gallega, de gorgonza o de compango? Te esperamos en Malabar para degustarlas y celebrar el Día Internacional de la Croqueta.

Otros artículos

¡Únete a la Familia Malabar!

IMG_20201020_141709